MAR
14
Moriste en la Cruz por mis pecados
Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna.
Juan 3:16
Publicidad
Devocional:
Señor, gracias por darme la esperanza de vida eterna. Reconozco Señor, que sólo Tú eres el Salvador del mundo, que me podes salvar de la muerte, porque moriste en la Cruz por mis pecados. Invoco Tu nombre y Te acepto en mi corazón. La vida eterna es segura en Ti.

¡Si te gustó el devocional compártelo!