VIE
22
Gracias por venir a mi rescate
¡Aleluya! Alabad al Señor en su templo, alabadlo en su fuerte firmamento.
Salmo 150:1
Publicidad
Devocional:
Señor, hazme una influencia de santidad para que mi familia y amigos puedan ser salvados de la paga del pecado y la muerte eterna. Declaro que en Ti soy libre del pecado. Dame el rechazo necesario por el pecado y la fuerza del Espíritu para poder resistir la tentación y no pecar más. Enséñame a cómo vivir en Tu victoria sobre la maldad. Gracias por venir a mi rescate y sanar mi vida de pecado.

¡Si te gustó el devocional compártelo!